ROBOCHALLENGE 2018

Robochallenge Rumania 2018

Tras los buenos resultados que se obtuvieron en la última edición de Robolid, se nos entregó una acreditación para acudir a la competición internacional de robótica que se llama ROBOCHALLENGE y que este año se celebraba en Rumanía.

Por lo que tras pasar varios meses decidiendo si íbamos a ir o no, un pequeño grupo de interesados en ver como es este mundillo de la robótica a nivel internacional, nos fuimos al país del Conde Drácula.

El equipo de Acylbot en Rumanía

Puesto que se trataba de ver cómo eran las competiciones y además participar en la de velocistas, preparamos nuestras mejores máquinas para competir en lo que de primeras parecía una competición a la que estábamos acostumbrados.

Robots de Competición del equipo Acylbot

El día de la competición era el sábado, pero el viernes se hicieron los test y es cuando descubrimos que no estábamos tan preparados para esta competición. El material por el que se corría era aglomerado con brillo por lo que nuestros bots no agarraban tanto como otros. Esto y que los mejores coches llevaban turbina para tener mayor adherencia, nos situaba en un lugar bastante alejado de los primeros puestos. El circuito era una réplica del circuito de Brasil.

Esquema del circuito con el que se creó el circuito de competición
Circuito de competición Robochallenge 2018

Llegado el gran día de la competición, fuimos a buscar la acreditación y vimos que la organización allí se la toman muy en serio. Tienen mucha gente dispuesta a trabajar para que la competición sea un gran espectáculo, con música, luces y mucho ambiente festivo.

Para cada país se había habilitado un aula de espera para que tuvieran todo a mano. España estaba junto con otros países como Turquía, los cuales tienen un vínculo especial para uno de nuestros participantes.

Nuestro compañero y su vida entre dos países…

Tras un gran día de competición, donde pudimos ver sumos, minisumos, microsumos, velocistas para niños y un montón de gente trabajando sin descanso, empezamos la competición sobre las 13 horas y acabamos sobre las 20h. Además clasificamos entre los 16 mejores del mundo, lo cual nos hace plantearnos que no íbamos tan mal aunque no tuviéramos turbina ni el firme de competición nos favoreciera.

En definitiva, Una gran experiencia para nuestros robots y sobre todo con ganas de repetir en la próxima cita a la que podamos acudir a competir. Mientras tanto, aquí os dejamos la galería de imágenes de todo lo que pudimos ver en la competición.


Añadir a favoritos el permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.